Escobillas eléctricas para motores

Escobillas para motores eléctricos

Las escobillas de carbón son una de las partes fundamentales en el funcionamiento de un motor eléctrico. Se pueden definir como el elemento que ejerce de conexión eléctrica entre la parte fija y la giratoria dentro de un motor eléctrico (rotor).

Las escobillas para motores eléctricos son elementos cuya finalidad es realizar la presión necesaria sobre los colectores o anillos rotatorios, y que de esta manera se pueda realizar el contacto para el paso de la electricidad.

Tipos de escobillas eléctricas

Existen, dependiendo de su material de fabricación, diferentes familias de escobillas eléctricas.

  • Carbón Amorfo: Utilizado habitualmente en maquinaria electro-portátil. Ideal para motores pequeños que giran a altas revoluciones (16.000/20.000 R.P.M). En velocidades superiores se utiliza este mismo tipo de material, pero incluyendo impregnaciones específicas.
  • Electro-grafito: Utilizado en maquinaria de carga. Material especial para motores de corriente continua y motores de corriente alterna con anillos, con potencias superiores a 25Kw (20 C.V) e intensidades en torno a 300/400 amperios. Por encima de estas intensidades, se utiliza este mismo tipo de material, pero incluyendo impregnaciones específicas.
  • Metalo-grafíticas: Son utilizadas de manera frecuente en carretillas elevadoras y grúas, así como en cualquier proceso en el que intervenga un motor sometido a intensidades muy elevadas y bajas tensiones, ya que este tipo de escobillas ofrecen poca resistividad eléctrica y soportan una carga eléctrica muy elevada.
  • Baquelíticas: Antiguamente las escobillas más habituales, hoy en día en desuso frente a alternativas más duraderas y/o económicas. Soportan una gran intensidad de corriente en la fase de arranque, ya que son escobillas muy resistivas. Entre sus ventajas se encuentra la capacidad de regular la propia potencia del motor, pero entre sus inconvenientes, son fácilmente deformables.
  • Escobillas planas: Fabricadas en materiales muy compactos, y especialmente indicadas para aplicaciones en espacios muy pequeños y en los que sea necesaria una altísimo conductividad, como por ejemplo dinamos o pararrayos. Este tipo de escobilla es el único en el que en un mismo motor puede variar drásticamente la composición de las escobillas, dependiendo de su aplicación.

Escobillas para motores eléctricos

 

Fallos habituales de las escobillas de carbón

Existen diferentes problemáticas relacionadas con el uso de escobillas o frotadores eléctricos, entre los cuales destacamos una lista de los más habituales:

  • Calidad. El no haber elegido correctamente la calidad de las escobillas puede afectar a la duración de estas e incluso a la vida útil del motor, ya que puede llegar a desgastarlo.
  • Medidas. Las escobillas una vez “gastadas” alteran drásticamente su medida al tratarse de un consumible. Por ello es importante conocer las medidas originales de la escobilla antes de ser utilizada.
  • Muelles. Una presión excesiva o leve del muelle que sujeta la escobilla puede acortar la vida útil de las mismas.
  • Temperatura de trabajo. Una elevada temperatura de trabajo (70º- 120º) puede alterar las propiedades del material e incluso deformar las escobillas.
  • Sección del cable. Aun teniendo correctamente seleccionado el material y las medidas de la escobilla, el cable que conduce la electricidad a las escobillas ha de tener capacidad suficiente como para no oponer resistencia a esta carga. Puede producir recalentamientos e incuso rotura de las propias escobillas.
  • Otros problemas que afectan al cable pueden ser un mal retacado o un terminal incorrecto.

En caso de duda al elegir la calidad, siempre se aconseja empezar por una más blanda e ir subiendo. Generalmente, las calidades más duras producen chispas en el motor y pueden llegar a deteriorar gravemente el colector del motor sobre el que roza.

Escobillas de carbón para motor eléctrico

 

Toda la información sobre la fabricación del carbón-grafito en nuestro blog.

Escobillas para motores eléctricos

Post navigation


¡Contactanos via Whatsapp!