Tungsteno o Wolframio

 

qué es el Wolframio

 

¿Qué particularidades tiene el Wolframio?

El tungsteno, también conocido como wolframio, es un elemento químico con el símbolo químico W. El wolframio sólo es posible encontrarlo en la Tierra combinado con otros compuestos químicos. El elemento puro tiene unas características físicas fuertes, especialmente el FET que tiene el punto de huso más alto de todos los metales sin alear y el segundo más alto de todos los elementos después del Carbono.

También es remarcable la alta densidad del Wolframio, siendo esta 19,3 veces la del agua. Esta densidad es ligeramente superior a la del Uranio y un 71% más que la del plomo. Sin embargo, el tungsteno muy puro es más dúctil.

El Wolframio es el ÚNICO metal de la tercera serie de transición de la tabla periódica que se encuentra en las biomoléculas y es el elemento utilizado por los seres vivos más pesado conocido.

qué es el Wolframio

Historia del nombre

En 1781, Carl Wilhelm Scheele y Torbern Berman sugieren que es posible encontrar un nuevo elemento reduciendo un ácido llamado “ácido túngstico” obtenido a partir del mineral scheelita CaWO4.

En 1783, en España, los hermanos Juan José de Elhúyar, Fausto Delhuyar y Zubice encuentran un Ácido a partir de la wolframita idéntico al Ácido túngstic. Consiguen aislar el nuevo elemento por medio de una reducción con carbón vegetal en el laboratorio de la Sociedad Vasca. Publican el análisis químico del Elemento W describiendo este descubrimiento.
La palabra tungsteno procede del sueco donde “tung” se traduce como “pesando” y sten se traduce como “piedra”, es decir, “piedra pesada”. Wolframio tiene su origen en el idioma alemán, pudiendo traducirse como ”poco valor”.

qué es el Wolframio

Obtención del Wolframio

Para obtenerlo en estado puro con la metalurgia es sencillo pero el elevado punto de fusión del metal dificulta el tratamiento del producto final. El wolframio mineral se puede trabajar con forjado, trefilado, extrusión y sinterización. 

El wolframio se extrae de varios minerales wolfràmics como la wolframita ((Fe; Mn) WO4), la scheelita (CaWO4), la cuproscheelita (CuWO4), la ferberita (FeWO4), la Hübnerita (MnWO4) y la stolzita (PbWO4 ).

Para su obtención, se funden los minerales con carbonato de sodio para adquirir una sal soluble que comprende el wolframio. Posteriormente, se trata con ácido clorhídrico para obtener óxido de wolframio. Finalmente, se reduce el óxido por medio de una corriente de hidrógeno.
Así se obtiene el polvo de wolframio que, después, se recalienta para sinterizarlo, compactarlo, forjarlo y laminarlo.

Debido a su gran comportamiento se deben hacer enfriamientos muy lentos en los recocidos, hacer recocidos isotérmicos y templado con dos baños.

qué es el Wolframio

 

Desde la edición de 2005 del Libro rojo de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada en el que se recogen los nombres de los elementos, el nombre «oficial», según la IUPAC, es tungsteno, aunque el símbolo es W.
No siempre ha sido así, ya que la IUPAC en su decimoquinta conferencia, celebrada en Ámsterdam en 1949, había acordado que el nombre oficial era wolfram, el que le pusieron los hermanos españoles Delhuyar, los primeros en aislarlo.

Así, en mayo de 1783, se pusieron a trabajar en el método para aislar el posible nuevo elemento que perseguían los suecos. Pero en su caso, el punto de partida fue otro mineral, la Wolframita, (Fe,Mn)WO4). Finalmente, el 28 de septiembre de 1783 consiguieron aislar el nuevo elemento, al que llamaron “Volfram”. La primera comunicación escrita se hizo una publicación de la época, con el título siguiente: Análisis químico del volfram y examen de un nuevo metal que entra en su composición.

Cierto es que el wolframio tiene un nombre mucho más antiguo. En 1556, el mineralogista alemán Georgius Agricola descubrió un mineral que se encontraba entre el mineral de estaño y lo corroía completamente, dejando una espuma. Debido a esta característica se decía que el estaño desaparecía como comido por un lobo, por lo que a este mineral se le llamó wolframita, de “espuma de lobo” o “wolf rahm”, en alemán. No obstante, en 1783, los hermanos Fausto y Juan José Delhuyar descubrieron que el elemento que formaba la wolframita era el mismo que formaba el tungsteno, con la diferencia de que fueron capaces de separar el elemento en cuestión, por lo que aconsejaron que se llamara “volframio”, al provenir de la wolframita.

Esperamos que os haya gustado este último post en nuestro blog, si queréis conocer más, podéis visitar este otro apartado sobre la Wolframita de nuestra web

Tungsteno o Wolframio

Post navigation


× ¡Contactanos via Whatsapp!